Los jugadores de ICL Manresa, Román Montañez y Marius Grigonis, quisieron imitar el famoso tiro de Llull contra el Valencia. Necesitaron más intentos que el escolta del Real Madrid pero finalmente Montañez logró encestar desde ‘su casa’.