Pau Gasol se fracturaba esta semana el cuarto metacarpiano de la mano izquierda en el calentamiento del partido ante Denver Nuggets, el quirófano fue inevitable este viernes y aunque no se conoce con exactitud el tiempo de baja, se calcula que podrían ser de cuatro a seis semanas.

La franquicia texana pierde mucho más que los 11.7 puntos y 7.9 rebotes que promedia en el presente curso. Ante su ausencia aparecen nombres como los de Dewayne Dedmon y David Lee como posibles sustitutos. Del primero se esperan grandes cosas, esta puede ser una buena oportunidad para verle en acción con minutos de responsabilidad, el segundo ya cuenta con suficientes kilómetros como para confiar en su rendimiento, será quien ocupa el puesto en el quinteto titular.

Captura de pantalla 2017-01-22 a las 01.10.59

Al margen de estadísticas, la presencia en pista de Pau supone una garantía de rendimiento para el colectivo, se ha adaptado a la perfección al mecanismo ofensivo y defensivo de Popovich y ha protagonizado una transición suave que permite que apenas nadie se acuerde de Tim Duncan más allá de elogiarle por su legendaria trayectoria. Se entiende bien con LaMarcus Aldridge, forman una de las duplas interiores más versátiles y productivas de la liga.

Soluciones. Es lo que nunca parece faltar en San Antonio sea cual sea el imprevisto, y ahora con la lesión de Gasol la maquinaria de la franquicia ya estaría moviendo la posible contratación del veterano pívot Joel Anthony, retirado pero en forma, sería un contrato temporal de diez días que podría extenderse si el rendimiento es óptimo hasta marzo, cuando se prevé el regreso del center español. La plantilla texana cuenta con un espacio libre en su plantilla. No hay lugar para las sorpresas en la institución mejor administrada de toda la NBA, un ejemplo de organización y previsión.

Pero por extraño que parezca, también existen críticos de Pau Gasol que celebran su ausencia durante las próximas semanas. El periodista de la CBS, Matt Moore, otorgaba números que desprestigiaban las actuaciones del jugador. Según esta estadística los Spurs atacan de manera menos productiva, 0.8 puntos menos por cada 100 posesiones, mientras que la defensa también muestra 5.8 puntos más encajados con el español en la pista. Para este especialista, la labor que puedan desarrollar los suplentes es más interesante, el equipo irá mejor. Es sólo cuestión de tiempo, la llegada de los partidos dará o quitará razones.

Mirando su situación con perspectiva, la presencia de Pau Gasol en San Antonio parece que tendrá continuidad, mal que le pese a Matt Moore. El de San Boi firmó como agente libre con los Spurs el pasado verano, eran dos temporadas a cambio de 30 millones de dólares (14+16) y se guardó una opción propia de continuar en la temporada 2017/2018. Pese a que rescindiendo su vinculación podría aspirar a una ficha más elevada, la decisión está tomada: “Mi intención es continuar aquí y seguir tanto tiempo como pueda”, eran sus palabras en una entrevista que concedía a Sporting News justo minutos antes de lesionarse en el mismo pabellón.Captura de pantalla 2017-01-22 a las 01.12.46

Han pasado seis meses desde que tomó la decisión de cambiar de aires y el paso del tiempo sólo ha confirmado que acertó con su nuevo contrato: “Llegar aquí fue una gran decisión, vine para tener una oportunidad de ganar el título y estamos segundos en la liga ahora mismo, el segundo mejor balance de victorias y derrotas. Nos pone en una situación apropiada para ganar. Era una prioridad y lo sigue siendo”.

Llegue o no el anillo, habrá más Pau Gasol en San Antonio. Existe la intención por ambas partes y el equipo ya mostró interés hace dos temporadas cuando Chicago fue el destino elegido. El amor se mantuvo, la propuesta seguía sobre la mesa cuando acabó saliendo de la Ciudad del Viento. No todo es negativo, pese al percance de la lesión, los aficionados de los Spurs pueden estar contentos, la gasol-ina, como muchos le llaman en una ciudad con mucho hispanohablante, continuará mucho tiempo tras reaparecer.