A punto está de comenzar la aventura en la NBA para Álex Abrines de la mano de los Oklahoma City Thunder. El ex jugador del FC Barcelona todavía se está acostumbrando a la vida en Estados Unidos y es que antes de su incorporación a la franquicia tan solo había estado en Oklahoma en tres ocasiones: la noche del Draft, una visita al año siguiente y tres días durante la Summer League como espectador. No obstante, tiene bien definidos sus objetivos en su año como rookie: “Creí que tendría una oportunidad de venir y contar con algunos minutos. No quiero estar aquí y solo entrenar” (newsok.com).

Abrines sabe que va a tener que trabajar duro para hacerse un hueco en la plantilla y sabe que “es posible que al principio de la temporada no juegue demasiado“. “Estoy trabajando varias cosas como driblar y salir de los bloqueos para tirar, creo que podré lograrlo“, comenta. La defensa también es un aspecto a tener en cuenta: “Es la faceta más diferente del baloncesto europeo, a veces es difícil entender cuándo tienes que ayudar“.

Aunque sus minutos dependen de Billy Donovan, técnico de los Thunder, quién habló muy bien del español durante el media day: “Ha estado trabajando duro durante verano. Es un jugador con mucho talento, con buen lanzamiento, buen pasador y que entiende muy bien el juego“, señaló. Sin embargo, Donovan sabe que Abrines todavía tiene un largo proceso de adaptación: “Ha dado el salto a una competición muy fuerte y tiene que hacerse fuerte entre los grandes del baloncesto. Durante estos primeros días iremos viendo qué papel puede realizar en el equipo”.