La ACB organizó un acto para homenajear a una leyenda viva del baloncesto español, Aíto García Reneses. El actual técnico del CB Gran Canaria lleva dedicados 50 años al deporte de la canasta como jugador y como entrenador. Directivos, entrenadores y ex jugadores no han querido perder la ocasión de repasar el currículum del madrileño adornándolo con anécdotas.

Reneses empezó jugando en el Estudiantes y terminó su carrera en el FC Barcelona, tras 10 temporadas. A partir de entonces comenzó a escribir su historia como uno de los grandes en los banquillos de la liga española. El técnico lleva 38 años utilizando ese sexto sentido suyo para seguir formando y descubriendo a jóvenes promesas que van desde Andrés Jiménez a su última ‘joya’, Kristaps Porzingis. En esos 38 años ha creado escuela, sirviendo de ejemplo para el resto de entrenadores, siempre innovando en sus técnicas.

Ha sido un profesional muy innovador en su trabajo y la prueba es que ha creado escuela entre los entrenadores españoles”, explicó el Francisco Roca. “Ha sido un profesional muy atento a la tecnología y un precursor en saber extraer conocimiento de un deporte tan complicado técnicamente” continuó el presidente de la ACB.

Rafa Jofresa, quién jugó bajo sus órdenes sus dos primeros años como profesional, explicó que “es un entrenador que no deja indiferente a nadie“. Además, alabó esa faceta innovadora que le caracteriza desde hace años “destacaría de él que algo que ahora parece tan normal, entonces era nuevo, como el scouting, el visionar los vídeos tras los partidos, hablar con los jugadores… después muchos intentaron imitarle”.

Con motivo de esos 50 años dedicados al baloncesto, la ACB reveló que está haciendo los trámites necesarios para que Reneses entre en el Hall of Fame de Springfield y de la FIBA en 2017. También han creado el curso “La pizarra de Aíto: 50 años de baloncesto en 20 lecciones” y por último le han entregado la máxima condecoración de la asociación, la insignia de oro y brillantes.

En su discurso, Aíto recordó las palabras que le repetía su padre “me decía que fueses lo que fueses hay que intentar ser el mejor, y eso es lo que he intentado hacer“. 10 temporadas como jugador, 2 temporadas como General Manager y 38 temporadas en los banquillos, sí, Reneses ha conseguido ser uno de los mejores en lo suyo.

El homenaje se cerró con la entrega a Aíto García Reneses de la camiseta de los siete clubes en los que ha militado, uno como jugador y seis como entrenador, de manos de sus respectivos presidentes.

Reneses