El FIATC Joventut derrotó al Movistar Estudiantes (83-86) en el duelo de canteras históricas y se mantiene entre los mejores de la ACB después de seis jornadas. Su balance 5-1 les permite empatar con Real Madrid y Baskonia por la tercera posición de la clasificación. Este inicio, además, mejora el de la campaña 2014/15 (4-2), que ya fue excelente, y les posiciona en un lugar de privilegio para aspirar a meterse de nuevo en la Copa del Rey. La Penya de Salva Maldonado marcha viento en popa.

Tras el partido, y en medio de una auténtica fiesta en el vestuario verdinegro, Albert Sàbat atendió a EJDN. “Hoy hemos conseguido un equilibrio en el ataque. Hemos metido desde fuera y también hemos estado bien por dentro. Estamos contentos por la racha que llevamos, y  porque hemos podido sacar adelante el partido pese a las bajas de Mallet y Abalde”, afirmó.

El base catalán, que ha regresado a la ACB –no ha debutado, como siguen afirmando algunos medios; Sàbat jugó 35 partidos ACB con el Girona entre 2002 y 2004– tras diez años en categorías FEB, sobresalió en la recta final, dando coherencia y aplomo al juego del Joventut con el marcador apretado. “No esperábamos empezar la temporada 5-1, la verdad. Nosotros vamos partido a partido y hasta ahora nos está funcionando. Estamos muy bien. A ver si podemos seguir así”, declaró.

Sàbat, que tuvo que disputar 29 minutos por la baja de Demond Mallet por lesión, firmó 11 puntos y 6 asistencias. Tras seis encuentros es el cuarto jugador más valorado de su equipo. Una reivindicación en toda regla. “Estoy contento, pero prefiero ir poco a poco. Trabajando día a día al final las cosas salen”, dice.