Llegaron a perder los Suns en Utah por treinta puntos, y la remontada fue creándose, poco a poco, con fe en darle la vuelta al marcador. Lo que quizás no esperaban los de Arizona era que Archie Goodwin fuera a culminarla de una manera tan espectacular…