Comenzó muy bien el partido en Moscú para Baskonia, dominó por completo el primer cuarto para terminar el parcial con un contundente 17-27. Pero fue entonces cuando despertó la bestia rusa, y encendió toda la maquinaria para anotar en dos cuartos, segundo y tercero, un total de 66 puntos. El ritmo ofensivo de los moscovitas fue demasiado intenso para la resistencia de un meritorio Baskonia. El último cuarto quedó para poco, los locales ampliaron la renta rozando de nuevo los treinta puntos, la reacción vasca nunca llegó. Mencion a parte merece la actuación de Milos Teodosic, que terminó con 34 puntos y un 43 de valoración.