Después de anunciar su despedida de la selección griega tras disputar el EuroBasket, Ioannis Bourousis ha comenzado una nueva etapa en su carrera. Vistiendo la camiseta del Laboral Kutxa, el pívot heleno está recuperando su mejor baloncesto bajo las órdenes de Velimir Perasovic. Sin ir más lejos, en la penúltima jornada de la Liga Endesa ha sido nombrado MVP por segunda vez en lo que va de temporada.

No cabe duda de que el año pasado fue excepcional para el Real Madrid a nivel colectivo, pero no fue tan brillante a título individual para Bourousis. El interior griego (2.10) arrancó la temporada en el conjunto blanco con muchos minutos, sin embargo, a medida que avanzó la campaña su tiempo en pista se fue reduciendo. Es más, el internacional con Grecia no contó para Pablo Laso en el playoff de la Liga Endesa, donde no disputó ni un solo minuto.

Al final de la temporada quedó demostrado que Bourousis no encajaba en el estilo de juego del Madrid, por lo que tuvo que cambiar de aires. Un cambio para mejor, para mucho mejor. Sin embargo, antes tuvo que demostrar que todavía tenía mucho baloncesto que ofrecer y el pasado EuroBasket fue su oportunidad de oro. Con la camiseta de Grecia el pívot recuperó las buenas sensaciones con 11.1 puntos, 5.5 rebotes y 1.6 asistencias. El jugador barajó varias opciones, desde probar suerte en la NBA hasta disputar la liga china, pero la oferta del Laboral Kutxa fue la más atractiva.

Ya en Baskonia, Bourousis no ha tardado en rescatar su mejor versión en el poste bajo, siendo decisivo y ejerciendo de líder para sus compañeros. El pívot se ha quitado la máscara para convertirse en el segundo jugador más valorado de la Liga Endesa (20.3) además de ser el mejor reboteador con una media de 8.5 rebotes por partido.

Si comparamos su rendimiento del año pasado a estas alturas de la temporada con el actual, la mejoría es notable. En la jornada 12 con el Madrid Bourousis promedió 8 puntos, 6 rebotes y un 11 de valoración por partido; este año con la camiseta baskonista ha firmado una media de 13 puntos y un 20 de valoración.

Aunque la aportación del interior heleno no se limita solo a la liga doméstica, también en Euroliga ha mejorado sus números respecto al año anterior. Durante las diez jornadas que se han disputado en la máxima competición europea, Bourousis ha logrado una media de 15 puntos y 6.9 rebotes por encuentro. Ha superado sus marcas con el conjunto blanco y tan solo ha disputado la fase de grupos.

Una vez despejadas las dudas sobre su juego, Bourousis tendrá ocasiones de sobra para resarcirse ante su ex equipo, al que todavía no se ha enfrentado. El 3 de enero el equipo de Pablo Laso visitará la cancha del Laboral Kutxa y más tarde se verán de nuevo las caras en el Top 16. Queda en manos del griego demostrarle al Madrid que se equivocaron con él.