Ya hemos hablado en EJDN de la complicadísima situación que atraviesa Chris Bosh en Miami. Todo está en el aire sobre su participación con el equipo en la presente temporada… o estaba. Al menos eso podemos deducir al consultar este miércoles la cuenta personal del propietario de los Heat, Micky Arison, quien citaba a su jugador a verle en la concentración de pretemporada: “Veo bien a Chris Bosh, espero verte en la concentración”.

Las últimas dos temporadas Chris Bosh se ha perdido la segunda mitad del curso por habérsele encontrado coágulos en la sangre, lo que suponía un riesgo muy alto. Su reacción tras recibir el alta médica ha sido no dejar de entrenar por su cuenta para demostrarse a si mismo y a todo el mundo, que está listo para regresar a las pistas. La situación se había vuelto muy frustrante por cómo la franquicia del sur de la Florida había gestionado esta crisis. Ahora parece que es el jefe absoluto de la institución el que está dispuesto a que se vista de corto para liderar el proyecto. Sin él, Miami Heat parece destinado a una temporada de transición, con él podrían aspirar a una plaza de Playoffs. La pregunta, si juega, es sencilla: ¿lo hará hasta el último partido?