El Valencia Basket comenzó de manera brillante su temporada en la Eurocup con un encuentro muy serio y grandes dosis de espectáculo. El Ratiophaarm Ulm no fue rival y cayó estrepitosamente por 37 puntos de diferencia (95-58).

El partido se rompió en el tercer cuarto gracias, entre otras cosas, al acierto desde la línea de tres puntos. Hasta cinco triples llegaron a anotar casi de manera consecutiva los chicos de Pedro Martínez.