Es el jugador de moda en la NBA, está en la carrera por alcanzar el galardón de MVP de la temporada y además acaba de asaltar el primer puesto de la conferencia Este con sus Celtics. Es Isaiah Thomas, un nuevo ejemplo de que los mejores perfumes vienen en envase pequeño.