Jugadores de Gipuzkoa Basket a los que se les va la fuerza en cuanto tienen que tirar desde la línea de personal, otros como los del Unicaja intentan capturar un rebote y acaban encestando en su propia canasta. Aunque nada comparado con el choque de trenes en MoraBanc Andorra o el balonazo de Felipe Reyes a Vezenkov durante el playoff final.