Con los refuerzos más importantes del verano ya realizados, el mercado NBA vive en estos momentos de pocas noticias al respecto. Durante este miércoles, sin embargo, se animó en cierto modo, no por un fichaje o un movimiento inesperado, sino más bien por la supuesta vuelta a las pistas de Derek Fisher, al menos eso parecía comunicar al mostrarse en un vídeo entrenando y con el hashtag #Imnotdoneyet, que significa: ‘no he terminado todavía’.

Según ha publicado ESPN, el que fuera entrenador de los Knicks durante las últimas dos temporadas hasta ser despedido el pasado mes de febrero estaría explorando opciones y expresando su interés por jugar de nuevo profesionalmente. Los dos escenarios que se abren ante su posible regreso son la propia NBA, con el morbo que conllevaría, y también la económicamente potente Liga China.

En cualquier caso, Fisher quiso restarle importancia a la noticia a través de su cuenta oficial de Twitter, expresando que esos entrenamientos en pista han sido parte de su rutina desde que se retirara, al mismo tiempo que dejaba la puerta abierta al diálogo si un equipo mostraba interés.

Derek Fisher podría convertirse en el jugador más viejo de la liga si regresara a la NBA, está a punto de cumplir 42 años. Completaría así su 19ª temporada como profesional en una trayectoria magnífica con cinco títulos en los Lakers. Así mismo podría aumentar su récord actual de partidos de playoffs jugados (259) y ganados (161).

Sería un caso muy peculiar porque tan sólo hay una persona que haya vuelto a jugar después de entrenar, se trata de Magic Johnson, quien por su enfermedad debió abandonar las pistas y dirigió a los Lakers durante 16 partidos en la temporada 1993/1994. Dos campañas después volvería a jugar 32 encuentros más con la camiseta oro y púrpura. El caso de Derek Fisher sería el único conocido sin que exista ningún condicionante de lesión o enfermedad de por medio, nadie podía imaginarlo después de haberle visto también como comentarista en el tramo final de la presente temporada tras ser despedido.