Dimitris Diamantidis se ha retirado con todos los honores en el último encuentro del torneo homenaje a su figura: “Diamonds are forever” (Los diamantes son para siempre). El jugador griego ha disputado los últimos minutos de su carrera contra el CSKA en el OAKA y cuando quedaban 13 segundos para el final el tiempo se ha detenido y el Panathinaikos ha procedido a retirar su dorsal con una bonita ceremonia (a partir del minuto 3).