Estoy muy emocionado, nervioso, casi no me creo que haya vuelto aquí, que es donde quiero jugar” aseguraba Joey Dorsey tras su vuelta al FC Barcelona. El pívot militó en el equipo azulgrana en la temporada 2013-14, con quién ganó el título de liga y para después irse de nuevo a la NBA. Su idilio por los Houston Rockets duró solo una campaña, tras la cual fichó por el Galatasaray.

El interior americano comenta que llega al Barça para dar lo mejor de sí mismo y ganar partidos. Además, afirmó estar arrepentido de haberse ido del club blaugrana. “Cuando estuve en la NBA, con Papanikolaou comentábamos que yo había cometido un error al ir allí” decía el nuevo jugador del Barcelona.

Dorsey aprovechó también para alabar la parte humana del equipo y la ciudad. “Es la primera ciudad de Europa a la que vine con mi madre. El equipo es como una familia, la organización es muy buena y es lo que más eché de menos”.

Pese a que viene a cubrir la baja de Shane Lawal, el interior está dispuesto a darlo todo por el equipo. “Daré el cien por cien de mi esfuerzo y mi energía y pasión para ganar. Estoy aquí para apoyar al equipo, como hice entonces, para dar el máximo en defensa y en ataque” declaraba en rueda de prensa.

Espero que ganemos cosas muy grandes y que me pueda quedar aquí en el equipo, es lo que quiero“, explicaba Dorsey. Por el momento tendrá que demostrar sus buenas intenciones sobre el parqué en Euroliga contra el Olympiacos y el fin de semana contra el CAI Zaragoza.