Kevin Durant parecía no haberse lesionado jamás, su aportación en el primer partido de Playoffs ante Portland fue determinante con 32 puntos y 10 rebotes. Junto a él Stephen Curry también se puso en modo competitivo con 29 puntos. Pero el auténtico protagonista fue Draymond Green, un jugador que parece motivarse en los partidos grandes y rozó el triple-doble con 19 puntos, 12 rebotes y 9 asistencias.