Kevin Durant ha pasado toda su vida profesional en una ciudad, una franquicia, los Thunder, y con el reciente cambio a los Golden State Warriors todavía tiene que acostumbrarse a ciertos aspectos. Al menos así lo comentó con el periodista Anthony Slater del ‘The Mercury News‘: “Estoy acostumbrado a ir a entrenar y practicar de una manera. Estos tipos tienen mucha libertad pero son disciplinados al mismo tiempo. Es un estilo divertido, hacen que el baloncesto sea más divertido incluso que antes“.

Aunque Durant tan solo quería hacer un cumplido a su nuevo equipo, todo lo que diga se usa como un ataque a los Thunder, con quién no acabó demasiado bien. Consciente de sus palabras, el escolta de los Warriors enseguida matiza que antes también lo pasaba bien, pero ahora es otro ambiente. Slater describe en su artículo el entorno de los Thunder como más serio, la pista está impoluta, los balones alineados perfectamente en los carritos, tan solo jugadores y personal pueden saltar a la cancha… un “santuario de trabajo”.

Quizá por ello a Durant le cuesta ahora adaptarse al estilo de los Warriors, donde la música suena durante los entrenamientos, donde hay un ambiente más ruidoso y agitado. “Todo el mundo está muy centrado, pero entienden que están jugando y que se supone que tienes que divertirte. Me viene bien, especialmente para alguien que está acostumbrado a ser muy estricto con lo que hago“, puntualiza.

La tensa relación con Westbrook

Si ya existían rumores sobre la mala relación entre Durant y Westbrook cuando jugaban juntos, tras la salida del escolta de Oklahoma la comunicación entre ambos ha sido prácticamente inexistente. Es más, el base de los Thunder aseguró no haber vuelto a hablar con su ex compañero.

El último capítulo de esta amistad rota lo ha escrito Kendrick Perkins en el podcast de Adrian Wojnarowski en ‘The Vertical’: “Creo que nunca se valoraron el uno al otro como deberían haberlo hecho. No estoy diciendo que no se gustaran, sino que nunca pensaron: ‘Tengo a Kevin Durant a mi lado, podríamos ganar el campeonato’; y tampoco creo que Durant pensara lo mismo con Westbrook“. Perkins considera que dentro de diez años ambos van a lamentarlo: “Se darán cuenta de que pudieron hacer historia juntos“.