Si el All Star Game ya nos trae habitualmente jugadas espectaculares, vistas a cámara lenta con más fotograbas por segundo resultan todavía mucho más impresionantes. Lo mejorcito del domingo resumido en 164 segundos.