Nadie sabe del mundo del espectáculo como los norteamericanos y queda patente una vez más, después del exitoso partido de las Estrellas toca sentarse, preparar las palomitas y disfrutar con la película del All Star Game durante cuatro minutos. El Madison Square Garden ejerció de anfitrión de lujo y los protagonistas estuvieron a la altura, que empiece el show…