A lo largo de las 80 ediciones de la Copa del Rey ha habido momentos históricos que quedarán grabados en la memoria de los espectadores para siempre. En concreto, aquellas finales que se decidieron merced a un tiro en el último suspiro son difíciles de olvidar.

En la temporada 1987/1988, en la Copa de Valladolid, Nacho Solozábal dio la victoria al FC Barcelona con un triple sobre la bocina. En este vídeo el ex jugador cuenta cómo vivió aquella copa y cómo fue la final que enfrentó a Real Madrid y Barcelona.

Aunque tampoco hay que remontarse tanto en el tiempo para encontrar una gesta similar. En Málaga en 2014, Sergio Rodríguez ejecutó el pase y Sergio Llull hizo realidad la canasta de la victoria. Misma competición, mismos rivales y tan solo unos segundos que separaban al Real Madrid de la épica.