Barcelona Lassa Supercopa 2015

Durante todo el fin de semana Xavi Pascual se ha encargado de explicar por activa y por pasiva que su equipo partía de cero. Que en este Barça no hay deudas del pasado. Pues lo cierto es que tras ganar la Supercopa 2015, ahora empiezan un escalón por encima de sus rivales. La película ha cambiado en unos días.

El nuevo Barça se ha reencontrado con la victoria, pero, lo que es más importante, ha recuperado su identidad. Una que parte de una defensa omnipresente, asfixiante, y que continúa con un ataque disciplinado que termina aprovechando todas las virtudes de sus jugadores. Que son muchas.

“Sinceramente estamos muy contentos por el trabajo. Hemos estado muy bien en defensa, dejando en 60 puntos a dos buenos equipos. Y en ataque hemos funcionado, llegando a 80 puntos los dos días con buenos porcentajes”, explicó Xavi Pascual. “Esto nos permite afrontar el futuro con más optimismo y ganas de seguir creciendo”.

Todos los que disputan la Supercopa se encargan de decir siempre que es un torneo más de pretemporada. Lo es, pero pero también un título oficial y una gran oportunidad para obtener algo de crédito y bragging rights sobre tus grandes rivales. Eso es precisamente lo que acaba de conseguir el Barça.

Mientras acopla a sus siete fichajes, mientras sanan Samuels y Navarro, el equipo culé ya se ha hecho una foto. Ha ganado un tiempo precioso para su proyecto.

barcelona supercopa grupo

Una amenaza múltiple

El nuevo Barça, todavía poco cohesionado, dicen sus protagonistas, ha demostrado ser una amenaza múltiple, con cinco tipos en cancha en cada momento que pueden hacer mucho daño. Pau Ribas se llevó el MVP, pero este bien pudo ser para Carlos Arroyo, genial en los dos partidos. Brilló también Perperoglou, respuesta de garantías para un Kuzminskas que venía crecido. Y Eriksson demostró estar recuperado y poder aportar. El nuevo proyecto azulgrana pinta muy bien.

Se abre también un dilema complejo. El Barça ha ganado sin Navarro. Y lo ha hecho de manera autoritaria, sin que chirríe ningún gozne y con un equipo que parece cómodo en la ausencia de jerarquías. Cuando esté recuperado, ¿qué rol se le asignará?