Luke Walton está a punto de comenzar un nuevo capítulo ligado al baloncesto, más en concreto junto a sus Lakers, pero en esta ocasión como entrenador. El jugador, que disputó ocho temporadas con la franquicia angelina, recordó en su paso por el podcast ‘Open Run’ una anécdota que le ocurrió cuando era rookie y compartía vestuario con Kobe Bryant.

Recuerdo una mañana en la que quizá había bebido demasiado la noche anterior. Entré al entrenamiento, era un rookie, me sentía bien, pero se dieron cuenta de que olía a alcohol. Kobe le dijo al resto del equipo que no podían ayudarme en defensa y que tenía que defenderle durante todo el entrenamiento”, relata el nuevo técnico del os Lakers.

Walton explica que al principio fue divertido, aunque después cambió de idea cuando se dio cuenta de que Kobe iba en serio. “Probablemente marcó 70 puntos o más en ese entrenamiento. Les suplicaba ayuda a mis compañeros, pero ninguno me ayudó”, indica. Ahora recuerda este momento con nostalgia, pero reconoce que le sirvió de lección y que la ética de trabajo de Bryant se le quedó grabado para siempre.