Lleva tan sólo tres años en el Real Madrid pero despedirse en el club blanco y hacerlo además habiendo sido protagonista de tantos éxitos deportivos conlleva un adiós de altos vuelos, en el palco presidencial del estadio Santiago Bernabéu y rodeado del presidente y sus compañeros. Vistió más años las camisetas de Baskonia y Chicago Bulls entre otros, y seguramente por Vitoria también recibirá su merecido homenaje más adelante, pero lo más importante es que tanto en la competición de clubes como viniendo la albiceleste, el Chapu Nocioni siempre respiró entrega y pasión por los cuatro costados, la edad nunca mermó esta gran habilidad de dejarse la piel en cada encuentro.