Charles Barkley es mucho más que una leyenda del baloncesto en Estados Unidos. La NBA fue su trampolín para poder mostrar ante el gran público su espontaneidad, originalidad y simpatía. Pero con su carrera finalizada ya lleva muchos años ganándose a todos los aficionados, mayores y pequeños, la televisión es la herramienta que le ayuda a difundir su imagen. Tras Charles Barkley hay mucho más, y en estos días hemos podido conocer un nuevo capítulo que define a la perfección su personalidad.

Hace unas semanas fue sometido a una intervención quirúrgica en su cadera, la evolución fue positiva pero había una norma básica para que con descanso la recuperación fuera correcta: no viajar. Cumplió con ello estrictamente hasta que se vio en la obligación de saltarse las recomendaciones de los galenos.

Como ya sabrán, el periodista Craig Sager, un icono de la televisión americana relacionado con el baloncesto, muchas décadas con su micrófono a pie de pista entrevistando a los protagonistas y siempre con su estilismo, tan peculiar, tan extravagante. Sager suma ya tres años luchando contra su leucemia y ha sido sometido en estos días a su tercer transplante de médula.

Aquí es donde coinciden ambas historias. Los dos son compañeros desde hace años en las retransmisiones que la TNT hace de la NBA, ellos son dos de los elementos que permiten que esos partidos se vivan de manera especial. Charles Barkley no lo dudó dos veces a la hora de tomar un avión, pese a la prohibición de los médicos, cuando comprobó que con este gesto podía ayudar a su amigo Craig.

Una de las personas que no se han separado de Sager durante su lucha contra la enfermedad ha sido su esposa, Stacy. El destino quiso que pocos días antes del transplante cayera enferma y los especialistas la prohibieron permanecer con su marido por el riesgo de contagio, podía transmitírselo a su marido y esto condicionaría los planes de la operación.

Cuando Barkley se enteró de esto, no lo dudó a la hora de subirse a un avión con destino a Phoenix para estar junto a su amigo: «Craig Sager es una de las personas más interesantes que he conocido nunca. Vamos a ver a Sager para animarle. Tiene la actitud más positiva».

Captura de pantalla 2016-09-01 a las 21.13.20

Craig Sager ha recibido su tercer transplante de médula ósea este miércoles. A sus 65 años de edad, sigue luchando desde 2014 contra esa leucemia que no le hace desfallecer, sigue optimista y pensando en superarlo para estar de nuevo en las canchas de la NBA continuando su trabajo.

Desde la familia del reportero se ha agradecido públicamente el gran apoyo recibido por amigos y aficionados. Incluso Nike personalizó un modelo de zapatillas para transmitirle fuerza. Su hijo, también periodista, mostraba su gratitud al gesto de Charles Barkley a través de su cuenta oficial de Twitter: «Tengo que agradecer a Barkley por mantener la compañía a mi padre hoy en Houston».