El conjunto canario se impuso a base de buen baloncesto a los hombres de negro a los que no dio opción en ningún momento. La dirección de Boo McCalebb y la solvencia bajo aros de Darko Planinic fue demasiado para los de Carles Durán liderados por un descomunal Michael Eric