Craig Sager ha fallecido a los 65 años de edad después de una batalla contra el cáncer que ha durado más de dos años. El mundo del baloncesto ha quedado conmocionado por tratarse de alguien que supone mucho más que un periodista, se trata de un reportero que lleva haciendo sus entrevistas y reportes a pie de campo desde hace 26 años para el canal TNT. Él mismo ha creado su marca, con una vestimenta colorida y en ocasiones esperpéntica, junto su carácter le convirtieron en alguien irrepetible. Uno de sus entrevistados preferidos siempre fue Gregg Popovich, el técnico de los Spurs nunca ha ocultado su debilidad por Sager: “A pesar de que hace lo que hace con sus diseños y su estilo, es parte del show. Pero sus preguntas siempre son sensatas, responsables y lo hace con buen humor. Eso me hace reaccionar positivamente, hemos pasado grandes momentos juntos”.

El icónico periodista es admirado por jugadores, entrenadores, aficionados y otros compañeros de los medios de comunicación. En todos estos años de trabajo a pie de pista le quedaba una asignatura pendiente, trabajar en unas Finales de la NBA, una puerta que se le cerraba por la titularidad de los derechos por parte de ESPN, su canal TNT nunca retransmitió los últimos partidos de la temporada. El pasado mes de junio pudo disfrutarlo con cambio de micrófono durante el sexto partido, las dos televisiones acordaron brindarle este sueño y lo cumplió antes de someterse a su último tratamiento de quimioterapia. A pie de pista LeBron James tuvo unas palabras preciosas para él: “¿Cómo demonios has estado treinta años sin hacer un partido de Las Finales de la NBA? Eso no tiene sentido”.

El comisionado de la NBA, Adam Silver, habló en representación de la liga sobre el fallecimiento de Sager, lo hizo a través de un comunicado cargado de sentimiento y cariño: “En nombre de toda la familia que formamos la NBA me siento profundamente entristecido por el fallecimiento de Craig Sager. Él era vida para la NBA a través de sus jugadores y entrenadores. Una verdad original y una voz esencial en la cobertura que la Turner hizo de la NBA en los últimos 26 años, él protagonizó muchos momentos memorables en la historia de la liga y su p presencia fue única con sus estridentes trajes a juego con su personalidad, también muy colorida. Se ganó el respeto por su profesionalidad como reportero e inspiró mucho más recientemente con su valentía y coraje. Nuestros corazones laten ahora por su mujer, Stacy, sus hijos, Kacy, Craig Jr, Krista, Riley y Ryan, así como por sus amigos y compañeros”. Además de estas palabras del máximo representante del baloncesto norteamericano, las redes sociales se convirtieron en un no parar de tweets de jugadores, entrenadores y otros influencias que recordaban anécdotas junto a él y mostraban su dolor.

“He perdido 57 libras y unas 100 yardas de tela en mi estilismo”, pese a atravesar momentos complicados y muy duros en el hospital, Craig Sager nunca perdió su sentido del humor. A raíz de su enfermedad se abrieron diferentes iniciativas solidarias para ayudar a los estudios en la lucha contra el cáncer. Fue un referente, un ejemplo a seguir, un luchador que nunca dio su brazo a torcer, quiso trabajar hasta el último día y siempre lo hizo con una sonrisa. Ya era consciente del cariño que todo el mundo del baloncesto le tenía, pero sus tres regresos a las pistas en los últimos dos años le demostraron que sería insustituible. A consecuencia de su fallecimiento, la NBA ha anunciado que se guardará un respetuoso minuto de silencio en los encuentros de estos días. La noche de este jueves además es especial, porque es justo el día en el que la cadena de televisión TNT emite sus dos partidos de la semana. El recuerdo será para siempre y deja atrás un ejemplo de pelea y lucha contra la enfermedad, en casos como el de Sager cuesta decir que la pelea la ganó el cáncer, se marcha para siempre pero con una sonrisa y el recuerdo de todos. Descanse en paz Craig Sager.

captura-de-pantalla-2016-12-15-a-las-19-31-13