La buena iniciativa de cambiar el formato del partido de los rookies cumplió las expectativas en los primeros minutos, pero con el paso de los minutos se fue agradeciendo que la duración del tiempo fuera de cuarenta minutos en lugar de los 48 habituales en la NBA.

El motivo es sencillo, todos trataron de agradar y dar espectáculo en la primera noche del All Star en un Barklays Center a media ocupación. Cuando las anécdotas que quedan de un partido así son que las equipaciones eran horribles y que Nikola Mirotic portó la bandera de Montenegro quiere decir que lo puramente deportivo sigue sin ser atractivo.

Buen papel para el español que finalizaría con 16 puntos y cuatro rebotes en los veinte minutos disputados. Fue importante y estuvo acertado con cuatro triples de seis intentos. Junto a él, otros jóvenes valores con pasado en la Liga Endesa como Bojan Bogdanovic (16 puntos) o Kostas Papanikolaou (tan sólo dos puntos, con tres rebotes y tres asistencias).

Por parte de los norteamericanos los más destacados fueron Víctor Oladipo y Zach Lavine,, ambos acabando con 22 puntos y dándose una tregua hasta mañana, cuando ambos se enfrenten en el Concurso de Mates.