HERBALIFE GRAN CANARIA 81-85 REAL MADRID
El factor sorpresa no le valió a Aíto García Reneses, que probó un nuevo cinco inicial con Anzejs Pasecniks. El Madrid cogió carrerilla en el marcador de la mano de Sergio Llull, que se dedicó a repartir asistencias entre sus compañeros. Laso también quiso innovar dando minutos a Luka Doncic en la primera parte para romper la buena racha del Herbalife antes del descanso. No lo consiguieron, puesto que los blancos perdieron su renta en un abrir y cerrar de ojos (30-40).

El ‘Granca’ se puso por delante por primera vez en el marcador tras el paso por los vestuarios. Los insulares cometían pocos errores y su concentración era máxima, por lo que al Madrid le costó romper el partido. El acierto de Jaycee Carroll y Maciulis y la aportación por el interior de Felipe Reyes empezaron a pesarle a los canarios, que empezaron a flaquear en ataque.

Mediado el último cuarto el conjunto madrileño encontró la fórmula para frenar los ataques del Herbalife, que quedó rezagado en el marcador. Sin una ventaja demasiado grande, el Madrid se encontró cada vez más cómodo en pista, enseñando el baloncesto al que tiene acostumbrado a su público. En los minutos finales el Madrid ya tenía el partido bajo control y la victoria en el bolsillo.

Captura de pantalla 2016-02-21 a las 21.48.07