Será en Estambul, el mismo escenario que les vio clasificar, y supondrá la cuarta participación del equipo de Pablo laso en una Final Four de la Euroliga en cinco años. Territorio prohibido antes de la llegada del entrenador victoriano, este equipo parece estar acostumbrado a acudir a la cita. Lo hace después de haber mejorado notablemente en su juego y de imponerse al Darussafaka en los dos choques en Turquía después de haber caído en el segundo duelo de Madrid. El Fenerbahçe de Zeljko Obradovic será el rival en semifinales.