Valencia Madrid

No gana la ACB para sustos. A su guerra abierta con FIBA-CSD-FEB por el acuerdo con la Euroliga y el conflicto latente por el canon de ascenso le tenemos que sumar ahora una polémica arbitral de las gordas.

Y es que el tercer partido de la serie Real Madrid-Valencia tuvo mucha miga. La canasta ganadora de Guillem Vives viene sucedida de posibles pasos y/o fuera de banda –después de ver la jugada bastantes veces parece que las dos cosas–. En la acción anterior hubo una falta sin balón a Felipe Reyes que no se entendió como antideportiva y en la primera parte ocurrió lo mismo con la falta de Maciulis que provocó la lesión de Shurna. Otro buen puñado de acciones generaron mayor o menor controversia.

Pero lo que ha provocado la indignación del Real Madrid es la eliminación por faltas de Sergio Llull tras sumársele por error una que en realidad cometió Thompkins. Es esta:

La ACB publicó el miércoles por la tarde en su web –hay que buscar mucho en su portada para encontrarlo, eso sí– que el Madrid ha solicitado la repetición del partido a partir de la eliminación de Llull (minuto 33), la apertura de expediente al comisario de mesa que cometió el error y la suspensión cautelar de sus partidos.

comunicado acb

Revisando partido y estadísticas efectivamente esa falta en el minuto 19 se le anotó a Llull (número 23) aunque la cometió el número 33 (Thompkins); el balear no estaba ni cerca. En el banquillo madridista nadie reparó en ese detalle y el partido continuó. Pero en el minuto 33 Llull comete una falta (la cuarta) y por sus protestas recibe una técnica; la quinta y eliminado.

Sin embargo, este jueves el Juez Único de la competición, Juan Ramón Montero Estévez, desestimó las solicitudes del Real Madrid de repetir el tercer partido desde el momento de la expulsión de Llull así como la de apartar cautelarmente al Comisario del partido. El Juez Único alegó que “no aparece que los hechos sean constitutivos de infracción, o actuación alguna, que de lugar a la actuación de este Juez Único, procediendo al archivo de las actuaciones“.

No hay que ser muy avispado para entender en esta protesta del Madrid una respuesta a la reclamación del Valencia Basket por la alineación irregular de Marcus Slaughter en el tercer partido de las semifinales –ya es casualidad– de la temporada 2014/15. Slaughter lo disputó sin estar incluido en el acta al principio del partido –se le inscribió al descanso– por otro error de la mesa. El Valencia llevó el caso a la justicia ordinaria tras ser desestimado por juez único ACB y TAD.