Después de 19 campañas, al ex jugador de los San Antonio Spurs le resultaría rara una temporada alejado de las canchas. Por ello, desde la organización de la franquicia texana esperan que Tim Duncan se una al equipo técnico del equipo como asistente. Así lo afirma Buck Harvey, del San Antonio Express-News: “Todavía está ligado al equipo. Duncan no ha ido a los entrenamientos todos los días durante verano pero ha ido esta semana. Levanta pesas, hace algo de tiro y habla con los chicos“.

La mayoría en la organización creen que Duncan va a unirse a la franquicia a tiempo completo. Creen que no va a entrenar sino que se centrará más bien en lo personal. Duncan siempre ha tenido curiosidad por los métodos que utilizan Popovich y Buford para identificar el talento. No siempre ha estado de acuerdo con sus decisiones (las de Popovich y Buford), pero después se ha dado cuenta de que estaba equivocado y quiere saber por qué“.

Esto supondría una gran noticia para la franquicia texana, que no solo ha tenido a Duncan ‘atado’ durante su carrera como jugador sino que ahora también aportaría su experiencia a los más jóvenes desde fuera. Los rookies tendrían oportunidad de aprender de ‘Timmy’, de su filosofía de trabajo y profesionalidad además de tener acceso a sus consejos. Duncan representaba la filosofía de los Spurs, que a su vez construyeron su marca alrededor del ala-pívot, y ahora pueden aprovecharse de ello.
 

Gregg Popovich pasa página

El técnico de los San Antonio Spurs reconoció que iba a ser raro volver a los entrenamientos y no ver a Duncan entre sus efectivos, aunque asegura que debe mirar hacia adelante por el bien del equipo. Popovich y Duncan tenían una buena relación más allá de la cancha de baloncesto y así se pudo comprobar cuando el jugador anunció su retirada. Ahora el entrenador de la franquicia texana ha desvelado una curiosa anécdota que les unía durante los partidos fuera de casa.

Cuando viajaban, Popovich y el resto de sus ayudantes salían a cenar y el técnico Spur a veces encargaba un pequeño trozo de tarta de zanahoria para llevar. Después, ‘Pop’ dejaba la tarta a la puerta de la habitación de Duncan porque sabía que le encantaba. Parece ser que lo que empezó como un simple detalle se convirtió en algo habitual en los viajes del equipo durante años, un pequeño gesto de Popovich hacia el jugador que denotaba su aprecio por él.