España salvó su primera final en la fase de grupos frente a Lituana con una victoria histórica por +50 puntos (109-59). Pau Gasol fue el máximo anotador del equipo con 23 puntos, además estuvo bien arropado por Nikola Mirotic, autor de 17 tantos.