En Estados Unidos es habitual ver a integrantes de la NBA disputando torneos que mezclan a jugadores profesionales y jugadores amateurs. Uno de los que se han animado a mostrar sus fundamentos ante ‘los mortales’ de la canasta ha sido Jamal Crawford, en un torneo disputado en su Seattle natal.

Desconocemos si su defensor tuvo que salir con una escayola o simplemente se quedó en resbalón, pero con una sola finta le dejó completamente sentado. Pronto comenzará la pretemporada con los Clippers y seguramente, ahí, no será tan sencillo hacer este tipo de cosas.