Tim Duncan ha dicho adiós a las pistas, pero sólo a nivel competitivo, es habitual verle en las instalaciones de entrenamiento de los Spurs, e incluso verle participar en alguna sesión dirigida por Gregg Popovich. este pasado lunes fue el último día en el que la leyenda de San Antonio se dejó caer por el entreno y propuso a Pau Gasol jugar un uno contra uno. “Fue divertido, no estaba planeado, simplemente ocurrió. Me lo propuso y acepté. Estuvo muy bien”, eran las palabras del pívot español ante los medios después de medirse a Duncan, por primera vez lejos de la alta competición.

La dinámica en la que se jugó fue con Pau Gasol siempre atacando y Tim Duncan siempre defendiendo. En cada balón vivo había un punto siempre en juego, de manera que lo sumaba el ataque si anotaba o la defensa si no había canasta. “Fue bueno para trabajar algunos movimientos en el poste bajo, me encanta. Disfruto mejorando y es algo bueno para mi”, obviamente pese a que el español no es ningún niño, lo tomó como una gran oportunidad de progresar. Tim Duncan está adquiriendo un rol muy docente en su nueva posición dentro de la franquicia, 19 temporadas en la NBA le avalan.

Entre los consejos recibidos estaba el de ser todo lo rápido que pueda, “cada vez que me movía rápido lograba marcar la diferencia, algo muy general”. Pau Gasol desvelaba los secretos de la ‘master-class de Duncan: “Tienes que mantener en la cabeza en todo momento qué es lo mejor para cada acción. Él es un gran defensor y siempre está ahí, sabe lo que funciona, lo que le daña y lo que no. Simplemente tuve que ser un poco más rápido en mis movimientos, ser agresivo, no intentar sólo meterla, sacar ventaja de mis fundamentos, mi trabajo de pies y mi altura”.

Tim Duncan es y será siempre recordado como uno de los hombres clave para la consecución de los cinco títulos que brillan en la sala de trofeos de los Spurs. Pero su papel va mucho más allá de los anillos. Ha sido parte fundamental para la actual cultura y filosofía que mueve toda la franquicia. Pese a decir adiós a las pistas en julio, sigue gastando mucho tiempo libre en las instalaciones de entrenamiento del conjunto tejano, y aunque no cuenta con una posición específica en el organigrama, ayuda mucho en el día a día, sólo que sin el compromiso de estar vinculado con un contrato.

El propietario de los Spurs, R.C Buford, ya ha hecho público que cuando Tim Duncan se acomode a su nueva vida lejos del profesionalismo, se sentarán a hablar para encontrarle una responsabilidad dentro del equipo, él marcará los tiempos. También tiene el apoyo del entrenador, Gregg Popovich, quien ha dejado muy claro que cuando esté preparado podrá ayudar como entrenador de lo que él quiera.

A juzgar por su uno contra uno con Pau Gasol, el juego interior se vislumbra como la parcela en la que el eterno 21 pueda aportar más desde su experiencia. Sesión al margen, la prensa también quiso saber quién se llevó el duelo entre ambos, el español fue muy diplomático: “Hemos empatado, simplemente fue un gran ejercicio y un buen entreno, fue divertido poder hacerlo junto a él”.