españa-lituania

Con el fichaje de Álex Abrines por los Oklahoma City Thunder el baloncesto español tendrá nueve representantes en la próxima campaña NBA. Y podrían ser diez si Juancho Hernangómez y los Denver Nuggets acaban de entenderse. Por supuesto estas cifras son un récord –superan los siete que tuvimos en la NBA 2014/15–, pero es que además colocan a nuestro contingente entre las colonias más numerosas de la liga.

A día de hoy solo Canadá y Francia tendrían más jugadores con contrato en alguna de las treinta franquicias NBA.

internacionales-nba-16-17-baja

26 jugadores nacidos fuera de Estados Unidos fueron elegidos en el último draft, lo que confirma la tendencia cosmopolita de la liga. En el inicio de la NBA 2015/16 cien jugadores categorizados como ‘internacionales’ poblaban los vestuarios de las treinta franquicias. Probablemente esa cifra se supere cuando empiece la próxima.

Canadá se confirma como la primera nación ‘exportadora’ a la NBA con once representantes y algún otro compatriota todavía buscando equipo como Robert Sacre y Joel Anthony. Francia llega a diez pero en años venideros podrá ampliar esa cifra gracias a todos sus jóvenes en la órbita NBA: Timothe Luwawu-Cabarrot, Guerschon Yabusele, David Michineau, Isaia Cordinier y Petr Cornelie fueron elegidos en el pasado draft pero parece que solo el primero recalará en la liga inmediatamente.

Brasil iguala los nueve jugadores de España: Barbosa, Caboclo, Felicio, Huertas, Nene, Neto, Nogueira, Splitter y Varejao. Justo después, Australia (8), impulsada por los rookies Ben Simmons y Thon Maker (nació en Sudán del Sur pero ha declarado su deseo de jugar con Australia, país al que llegó como refugiado). Y tras ellos un rosario de naciones con representación diversa.

Una NBA para todos los gustos.

 

*Aclaración: Muchos jugadores NBA tienen doble (o múltiple) nacionalidad. Para este recuento hemos tenido en cuenta el país para cuya selección ya han jugado o con la que quieren hacerlo en el futuro. En el de la NBA Ibaka aparece por Congo y Mirotic por Montenegro; también Kyrie Irving figura como australiano a pesar de haber ganado una Copa del Mundo para Estados Unidos. En un ejemplo inverso, Joakim Noah, nacido y formado en EE.UU., no es considerado ‘internacional’ aunque quedara subcampeón de Europa con Francia en 2011.