Ya estaban matemáticamente clasificadas pero quedaba resolver desde qué posición entrarían las chicas de Lucas Mondelo al cuadro final. El partido no era sencillo, Canadá llegaba con la vitola de campeona de América (aunque en este campeonato no participaron las jugadores de la WNBA), y en juego estaba una segunda plaza que permite evitar a rivales tan potentes como Estados Unidos o Francia hasta una hipotética final. El objetivo se cumplió con el triunfo por 73-60 y ahora será Turquía el rival de cuartos de final en la última puerta antes de entrar directamente en la lucha por las medallas.

Alba Torrens dio un nuevo recital de baloncesto anotando 20 puntos y junto a Anna Cruz fueron las principales armas ofensivas de España. Muy buenas sensaciones de Astou Ndour y Laura Gil. El martes será el próximo compromiso para un equipo brillante que sólo ha perdido ante el Team USA.