Antes del partido entre el Laboral Kutxa y el Real Madrid, el Buesa Arena se vistió con este espectacular videomapping para presentar a sus jugadores. No hubo mejor incentivo para los pupilos de Velimir Perasovic, que además estuvieron arropados por 15. 544 espectadores que acudieron al pabellón. Con esta cifra se ha batido el récord histórico de asistencia en un partido en la Liga Endesa.

El partido no defraudó a la afición local, que vio cómo su equipo se imponía al conjunto blanco por 86-80. Ioannis Bourousis se lució ante sus ex compañeros con 24 puntos y 8 rebotes para alcanzar los 37 de valoración. El griego, que fue nombrado Jugador de la Jornada por cuarta vez, tuvo como escuderos a Mike James (15 ptos) y Kim Tillie (15 ptos, 6 reb.).