RickyRubioArticuloPortada

Los rumores de traspaso de Ricky Rubio son una constante en los corrillos de la NBA, parece que el mar está más en calma últimamente después del cierre de mercado, sobre todo cuando el base español estuvo muy cerca de abandonar los Timberwolves. En semejante tesitura es inevitable hablar de su situación actual, lo publican nuestros compañeros de ‘Real GM’ haciéndose eco de las declaraciones vertidas en el programa ‘Tot gira’ de Catalunya Radio.

Ricky es optimista a la hora de evaluar su continuidad en Minnesota: “Cuando has firmado un contrato no puedes tener el control de la situación. Antes del parón del All-Star ellos hablaron de la posibilidad de traspasarme porque los equipos quieren hacer cambios cuando las cosas no marchan bien. Ahora me siento a gusto y pienso que ellos no me traspasarán a ningún equipo”.

La evolución de los Timberwolves es evidente, no son aún un equipo candidato a jugar postemporada pero la juventud y el crecimiento de los hombres importantes invita a pensar en un posible puesto de Playoffs para el próximo curso 2016/2017. La reconstrucción pasa también por la cabeza de Ricky Rubio como sujeto activo, quiere estar en el proyecto: “Tenemos un gran futuro. Somos un equipo joven con altas expectativas. Pero ya ha habido otros equipos jóvenes en esta franquicia que no las han cumplido anteriormente. Tenemos los mimbres para alcanzar los Playoffs”.

El All-Star como punto de inflexión

El base de El Masnou ha logrado regularidad en su juego, las lesiones son ya un capítulo del pasado y como consecuencia su rendimiento ha mejorado considerablemente. Si utilizamos el parón del All-Star como referente encontramos dos jugadores bien diferentes, sus números hablan por sí solos: más minutos, más puntos, más asistencias y, lo más importante, mejores porcentajes de tiro exterior.

En los 19 partidos que ha disputado (todos como titular) desde mediados de febrero sus porcentajes de acierto se encuentran en torno al 40%. Concretamente un 43.7% en tiros de campo y un 38.3% en triples. Esto supone un incremento de fiabilidad en general y también un crecimiento notable desde el perímetro. Ricky lanza más ahora que antes y lo hace con mayor efectividad.

comparisonRicky

Reconocido por los medios especializados, esto no queda en anécdota, Ricky posee actualmente el tercer porcentaje de tiro más mejorado de la NBA desde que se reanudara la competición el pasado 19 de febrero. Resulta cómico cómo en su propia ciudad se mofan de la mejoría con titulares como este: ¿Ha llegado a ser Ricky Rubio un buen tirador -o al menos no tan malo-?La perla pertenece al diario digital ‘Minn Post’.

TitularMofaRickyRubioMinnPost

La confianza ciega de Sam Mitchell

Mofas al margen, su mejora de rendimiento ha sido fruto de elogio de su entrenador, Sam Mitchell, quien tiene su futuro en el aire y, consciente de que su equipo carece siempre de experiencia y por momentos de orden, se apoya en Ricky y lo usa como ejemplo: “Ricky es impresionante porque cada simple jugada, en ataque o defensa, la compite tan duro como puede. Eso es algo raro en esta liga. No tengo nada que decir sobre el resto de chicos, que jugaron duro, pero el camino que Ricky da es el 100% en cada acción. Él es, sencillamente, un jugador único”.

Estas palabras después del partido que los Timberwolves ganaron en casa ante Sacramento Kings invitan a pensar que la idea que Ricky tiene en su cabeza de que la franquicia no desea traspasarlo no parece tan complicada. El propio Mitchell completaba con lo que para él Rubio aporta a este equipo: “Para nuestro equipo, él nos lleva a nuestra esencia y toma las decisiones correctas, pasa acertadamente y defiende. De verdad pienso que Ricky ha hecho un año increíble. Él trabaja al margen su cuerpo, está siendo fuerte y resistiendo sin lesiones, se está cuidando mucho. Creo que le gusta jugar con este grupo de jóvenes jugadores que tenemos y él está incluido porque sólo tiene 25 años”.

¿El siguiente paso?

RickyRubioArticulo1

Cuando Ricky Rubio fue elegido en el número cinco del Draft de 2009 estaba llamado a ser uno de los mejores bases de la competición a medio plazo. Debutó en 2011 y desde entonces siempre se le ha reclamado mayor actividad anotadora desde lejos. Esta mejora va llegando como fruto de la regularidad en este curso, de la constancia en el juego y la ausencia de lesiones. Desde que comenzó diciembre el base español lo ha jugado absolutamente todo, la pesadilla ha terminado. Además su eficacia en el tiro exterior no ha parado de crecer hasta un muy respetable 44.9% en este mes de marzo

Este era el matiz que necesitaba, pero hace falta algo más para cumplir con las expectativas que creó hace ya cuatro años. Compite con los mejores bases de la liga en asistencias y necesita mejorar ligeramente en anotación por partido. El crecimiento en puntos convertidos va ligado a la inspiración desde el perímetro. Para estar en el selecto grupo de hombres que ‘hacen jugar’ a la mejor liga del mundo debería exigirse convertir al menos uno o dos triples por partido, lo que le garantizaría llegar al menos a los 10 puntos, y es que junto a su acierto desde los libres y los contraataques podría ser suficiente. En este mismo mes de marzo ya está en esas cifras, son 13.6 puntos por cada duelo disputado.

Statsrsicky