Los dos equipos de Estados Unidos, masculino y femenino, llegaban a Río de Janeiro como claros favoritos a la medalla de Oro en la competición de baloncesto y ahí están, cumpliendo sus libros de ruta, las chicas ya en la final (ante España) y los chicos ante otro partido del siglo frente a Pau Gasol y compañía. Es tal la superioridad que ninguno de los dos conjuntos han perdido en esta edición de los Juegos, están en lo más alto de la mayoría de tangibles y sus integrantes ocupan también puestos de privilegio en la mayoría de las parcelas estadísticas individuales.

¿Qué equipo de los dos tiene mayor repercusión? No hay ninguna duda, pese a que estrellas como LeBron James o Stephen Curry se quedaron en casa, el equipo masculino es una gala de los Óscars allá por donde vaya en Río. Todos sus integrantes, incluso su entrenador, son estrellas mundiales, todo el mundo los conoce. Pero esa repercusión hace que mucho piensen que en logros también se sitúan por encima de las féminas, y están totalmente equivocados.

Si sólo pudiéramos otorgar a uno de los dos el calificativo de ‘Dream Team’, no hay duda de que le corresponde a las chicas. El dominio que cada uno tiene en sus competiciones es mayor en el caso del equipo que dirige Geno Auriemma. El entrenador de la Universidad de Connecticut y seleccionador norteamericano no ha recibido negativa por respuesta a la hora de convocar a todas sus estrella. La plantilla que administra es la envidia del baloncesto femenino, lo mejor está en Río: Brittney Griner, Tina Charles, Diana Taurasi, Elena Delle Donne, Angel McCoughtry, Maya Moore… todas han aparcado la WNBA este verano durante un mes para regresar bañadas de Oro.

ELLOS ganan el 91.0%

  • JUEGOS OLÍMPICOS (45-3) 93.8%
  • MUNDIALES (47-6) 88.7%

ELLAS ganan el 96.8%

  • JUEGOS OLÍMPICOS (44-1) 97.8%
  • MUNDIALES (48-2) 96.0%

Si nos fijamos en la historia, el equipo femenino también puede presumir. Desde que el Dream Team fue el Dream Team, allá por 1992 en Barcelona, las chicas únicamente han perdido un partido en Juegos Olímpicos y fueron doblegadas en dos ocasiones en Campeonatos del Mundo. El balance total es demoledor, son 92 victorias por tres derrotas. Por el camino tres bronces en los Juegos de Barcelona, y en los mundiales de 1994 en Australia y el de 2006 en Brasil. Estadísticamente podemos decir que las norteamericanas ganan en el 96.84% de sus partidos, ¿saben cuál sería el equivalente en la NBA? El de terminar la temporada regular ganando 79 partidos y perdiendo tres.

Lo de los chicos no se queda atrás, aunque sean números peores, sí es cierto que existe una reacción a partir del Redeem Team de Pekín 2008. Desde entonces no han vuelto a perder, esto son ocho años consecutivos sin ser doblegados. Sus tres derrotas históricas en Juegos Olímpicos (desde 1992) corresponden al desastre de Atenas 2004, cuando se cayó en dos encuentros de la fase de grupos y en las semifinales ante la Generación Dorada de Argentina. Fuera de las Olimpiadas también hubo debacles, el bronce de 1998 en Grecia y el de 2006 en Japón. Estos vergonzantes resultados fueron el gen que hoy en día convierte al Team USA en la referencia del baloncesto mundial bajo el paraguas de la FIBA (Juegos Olímpicos y Mundiales).

Team USA1992199419961998200020022004200620082010201220142016
Chicas¿...?
Chicos¿...?