tiempoduke

Hace veinte días presencié en directo la fase final de la Conferencia Big East en el Madison Square Garden. En la primera de las semifinales, Providence-Villanova, el entrenador de los Friars pidió un tiempo muerto cuando tan solo habían transcurrido 24 segundos (dos ataques) de la segunda parte. Se ve que le habían quedado cosas por decir en el descanso.

En la siguiente semi, que disputaron Xavier y Georgetown, se pidieron un total de 18 tiempos muertos. ¡18 tiempos muertos en un partido sin prórrogas! Para más inri, cinco de ellos llegaron dentro del último minuto de juego. A todas luces un exceso.

El baloncesto universitario es un espectáculo que en Estados Unidos se consume de manera masiva. Por eso está sobreexplotado. Durante las tres semanas que dura el Torneo de la NCAA las televisiones dedican sus mejores recursos a una cobertura intensiva del evento, y con el dineral que han pagado por los derechos de retransmisión (el contrato de CBS y Turner Sport asciende a 10.800 millones de dólares por 14 años) están obligadas a intentar rentabilizarlo. Todo esto contribuye a que los partidos del March Madness parezcan eternos.

Tomad nota: 8 tiempos muertos obligatorios de televisión y 5 para cada equipo, un descanso que dura 20 minutos (en vez de los 15 habituales), numerosas revisiones de jugadas a través delinstant replay y el clásico carrusel de tiros libres en finales apretados. Así, un partido de la Locura de marzo suele pasar de las 2 horas. Por comparar, un partido de la NBA, con 8 minutos extra de juego efectivo y una vocación (en teoría) mucho más comercial, tiene una duración media de 2 horas y 15 minutos.

Todas esas interrupciones no solo pueden llegar a cansar al espectador; también cortan el ritmo. En última instancia, empobrecen el juego. Esta temporada ha sido una de las más vulgares y de peores registros ofensivos (la 2ª peor media anotadora desde 1952: 67.6 puntos por equipo) en la historia de la NCAA. Muchos expertos reclaman diferentes cambios normativos para cambiar la tendencia. Uno de ellos, sin duda, es limitar el número de tiempos muertos por partido.

En los siguientes gráficos comparo el tiempo mínimo (si los entrenadores no pidieran ningún tiempo muerto) y máximo (si pidieran todos los que tienen a su disposición; la letra pequeña de cada normativa, un poco más abajo) que se puede llegar a dedicar a tiempos muertos en las principales competiciones a ese y este lado del Atlántico en un partido completo sin prórroga. La NCAA, a pesar de ser amateur, supera por mucho a las profesionales.

TIEMPOS-min1

TIEMPOSmax

Entre 20 y 30 minutos. Ese es el tiempo que el juego permanece interrumpido solo a causa de los tiempos muertos. Casi lo que dura el partido en sí. En este aspecto las reglas parecen mucho más dirigidas a explotar el producto que a cumplir los nobles objetivos del deporte universitario.

Y eso que la NCAA se autodefine como una organización sin ánimo de lucro. Ja.

NORMATIVA DE TIEMPOS MUERTOS EN CADA COMPETICIÓN*

NCAA

(Durante la March Madness) Cada equipo dispone de 4 tiempos muertos de 30 segundos y 1 de 60. Además, se solicitarán 4 tiempos obligatorios de televisión de 2 minutos y 30 segundos de duración en cada parte (cada 4 minutos, en la primera interrupción del juego). El primer tiempo muerto de cada parte pedido por un equipo durará igualmente 2 minutos y 30 segundos. Nº MÍNIMO DE TIEMPOS MUERTOS POR PARTIDO: 8. Nº MÁXIMO: 18.

NBA

Cada equipo dispone de 6 tiempos muertos completos (100 segundos) y 2 de 20 segundos, aunque en el último cuarto solo dispondrán de un total de 3 (aunque no hayan gastado los otros). La televisión con derechos exige que haya al menos 2 tiempos muertos completos en primer y tercer cuarto y 3 tiempos completos en segundo y último cuarto. Estos tiempos se restan del total disponible de los equipos salvo en una situación: que durante los primeros 3 minutos del segundo y cuarto periodo no se solicite ningún tiempo; en ese caso se pediría automáticamente un tiempo de TV no asignado a ningún equipo en la primera interrupción del juego. Nº MÍNIMO DE TIEMPOS MUERTOS: 10. Nº MÁXIMO: 18.

FIBA

La última normativa FIBA otorga a cada equipo 2 tiempos muertos de 60 segundos en la primera parte y 3 en la segunda. El organismo internacional autoriza que en sus competiciones se negocie tanto la existencia de tiempos muertos de televisión como su duración (entre 60 y 100 segundos), con la pauta de 1 obligatorio de (al menos) 60 segundos por cuarto. Nº MÍNIMO DE TIEMPOS MUERTOS: 4. Nº MÁXIMO: 14.

ACB

Cada equipo dispone de 5 tiempos muertos de 60 segundos con el formato 1-1-1-2 (1 en el primer cuarto, 1 en el segundo, etc.). En partidos con televisión se garantizan al menos 5 tiempos muertos (con el mismo formato: 1-1-1-2) para espacios comerciales. Se utilizarán para este fin los primeros tiempos muertos pedidos por los entrenadores en cada cuarto. Si no se pidiera ninguno antes del minuto 8 (y en el último cuarto, antes del minuto 5), se solicitará un tiempo de TV no asignado a ningún equipo. Nº MÍNIMO DE TIEMPOS MUERTOS: 5. Nº MÁXIMO: 15.

EUROLIGA

Cada equipo dispone de 1 tiempo de 30 segundos y 1 de 60 segundos en la primera parte y 1 de 30 y 2 de 60 en la segunda. Se garantiza 1 tiempo de televisión de 60 segundos por periodo. Se utilizarán para este fin los primeros tiempos muertos pedidos por los entrenadores en cada cuarto. Si no se pidiera ninguno en los primeros 5 minutos de cuarto se solicitará un tiempo de TV no asignado a ningún equipo en la primera interrupción del juego. Nº MÍNIMO DE TIEMPOS MUERTOS: 4. Nº MÁXIMO: 14.

*En partidos sin prórrogas.