Fotis Katsikaris UCAM Murcia

Las cosas no marchan tan bien como se podía esperar en el vestuario del UCAM Murcia. Según ha podido saber EJDN, cada uno de los jugadores de la plantilla deberá rascarse el bolsillo y pagar la multa de mil euros que les ha impuesto de manera interna su entrenador, Fotis Katsikaris, después de la amplia derrota del pasado domingo en Vitoria (90-67).

El técnico griego quiere llevar al UCAM Murcia hacia una temporada memorable y cuenta con una plantilla capacitada para estar en puestos de playoff. La realidad tras seis jornadas es que tan solo suman dos triunfos y varios equipos con un potencial similar han sabido encontrar el camino para derrotar a los murcianos, que comenzaron el curso con un balance de 0-3.

Cuando todo apuntaba a una notable mejoría después de ganar la semana pasada al Bilbao Basket en casa (96-68), el equipo no dio la talla en su visita a Vitoria, partido en el que se vieron claramente superados por el Baskonia y que generó el enfado de su técnico. En la rueda de prensa posterior a la derrota Katsikaris fue lapidario: “Esta actitud no me gusta nada. Fuera de Murcia somos un equipo totalmente distinto y con una actitud lamentable. Tenemos que cambiar cosas. Ha sido una vergüenza cómo hemos jugado y cómo hemos defendido y esto tiene que cambiar. Mi castellano o mi inglés tienen que estar fatal, por lo que habrá que encontrar un idioma en el que nos entendamos todos.

La consecuencia a nivel interno es la que te contamos. El entrenador griego ha castigado a cada uno de sus jugadores con una multa de mil euros, justificándola por bajo rendimiento y mala imagen. El ‘castigo’ económico se produjo bajo la solicitud de discreción, pidiendo a sus jugadores que no lo hicieran público a través de sus agentes ni de los directivos del club.