No sucedía desde abril de 2015, los Warriors volvieron a caer en dos encuentros de manera consecutiva, fue en Chicago por 94-87.