El milagro de South Carolina tuvo su final con la inspiración de Gonzaga. Un gran partido de Nigel Williams-Goss con 23 puntos, el dominio estuvo en el luminoso durante la gran mayoría de los minutos, aunque el tramo final se ajustó y South Carolina pudo incluso forzar la prórroga.