Apenas se habían disputado tres minutos del segundo encuentro de la serie entre Real Madrid y UCAM Murcia cuando Gustavo Ayón fue descalificado. El pívot del conjunto blanco lanzó un codazo a Sadiel Rojas en una pequeña tangana que se saldó con una falta descalificante para el mexicano y una técnica para el jugador de UCAM.