Gustavo Ayón convirtió el tercer partido de la serie entre Real Madrid y UCAM Murcia (93-72) en una suerte de reivindicación personal tras su temprana descalificación en el segundo. El mexicano cuajó una actuación completísima que facilitó el camino a su equipo ante un rival que le había dado mucha guerra en los dos duelos anteriores.

Ayón arrancó con 11 puntos, 2 rebotes y 5 faltas provocadas en un primer cuarto impresionante. Luego, con el marcador muy desnivelado, el pívot no bajó el pistón ni en ataque ni en defensa. Terminó con 18 puntos, 8 rebotes, 2 tapones, 8 personales en contra y 33 de valoración en solo 24 minutos.

En los minutos previos al comienzo del encuentro, Ayón recibió el premio de MVP del mes de mayo en la ACB (cinco últimas jornadas de la liga regular).

ayón mvp mayo