Curiosa la celebración de James Harden tres la victoria 126-109 ante Portland. Se dirigió a un aficionado con la camiseta de Argentina y tras un juego de manos se puso a bailar. Espectáculo dentro y fuera de la pista…