Era el primer partido entre un equipo NBA y un equipo de la liga china en territorio norteamericano y quedó demostrada la tremenda superioridad de los Rockets sobre los Sharks de Shanghai con un líder claro: James Harden. No fue la mejor actuación en estadísticas para La Barba pero sí que demostró que su rol como base a las órdenes de Mike D’Antoni puede traer buenas noticias a la franquicia texana. Sus números ante el equipo chino fueron: 16 puntos y 11 asistencias.