Ya no es el de antes, han pasado los años y el físico no perdona, pero Jason Williams sí mantiene el talento y la creatividad. En el partido de los famosos celebrado en Nueva Orleans repitió una de sus jugadas más famosas, la asistencia con el codo.