El dominio y la superioridad del equipo estadounidense en los Juegos Olímpicos quedó claro desde el primer momento. Ninguna selección fue capaz de hacerles sufrir de verdad, nunca temieron por la victoria ni por dejar escapar el oro. Por ello Jerry Colangelo ha insistido en que los demás países deben hacerse más fuertes para así hacer más atractiva la competición.

Me encanta el baloncesto, es el deporte número dos en el mundo, pero necesitamos que otros países encuentren la manera de ser más competitivos“, explicó al término de la cita olímpica a ESPN. Tan solo en dos ocasiones, con Serbia y Francia, tres si contamos la semifinal con España, el equipo norteamericano estuvo a punto de perder el control de la situación.

Desde que forma parte del ‘Team USA’ han ganado siete títulos FIBA, Colangelo también desveló que tras un partido “uno de los árbitros me dijo, ‘La próxima vez que juguéis deberíais hacerlo con cuatro’“. A lo que este le contestó que “no, a lo mejor el resto de equipos deberían mejorar y competir“. El conjunto norteamericano va a sufrir un período de transición después de que Mike Krzyzewski sea sustituído en el banquillo por Gregg Popovich. Aún así, Colangelo no cree que eso influya en el devenir de la selección estadounidense.