El proceso de crecimiento de Joel Embiid en esta su primera temporada en la NBA va por el buen camino, su talento es incuestionable y con la administración de sus minutos en pista prácticamente nadie se acuerda ya de las lesiones que le hicieron perderse sus primeros dos años como profesional. Si a esto le añadimos que disfruta de mucho tiempo sobre el parqué junto a Sergio Rodríguez, entendemos que la progresión sea muy positiva. Anoche ante Phoenix Suns logró su tope anotador con 26 puntos y un 9/14 en tiros de campo, todo ello en tan sólo 20 minutos de juego.